lunes, 28 de abril de 2014

GUARDIÁN DE SEDIMENTOS

Salió desde lo más profundo de la noche y
se asomó a la orilla para tomar el aire.
El suyo no era un viaje común.
Invertido en su esencia. Se transportaba desde la profundidad del océano hacia el más recóndito rincón de la superficie.
Después regresaba a su hogar, levantado sobre el fondo marino, para así poder divisar la civilización desde abajo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada