lunes, 14 de octubre de 2013

INSENSATECES

Tomó la absenta y murió.
En su lecho roto quedaron tres rosas negras,
secas de tanta furia liberada.
Ahora,
en la profundidad de la tierra mengua libre,
alimentando al mismo barro que lo vió crecer y caer
pero nunca volver a levantarse.

                                  (Escrito en honor a Begoña:  El arpa de Nerón)



2 comentarios:

  1. Begoñiano, puro, ya lo dijimos y es que esta Begoña bien merecia un homenaje, lo mejor el cariño que todos le pusimos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si... Toda la calidez de los lunes por la tarde ;)

      Eliminar